Juan Glasinovic Nº 829, Antofagasta.

Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora.

+56 55 2231904

+56 9 9851 8920

contacto@dpastora.cl

Juan Glasinovic 829,

Antofagasta, Chile.

09:00 a 13:00 hrs.

+56 55 2231904

contacto@dpastora.cl

Juan Glasinovic 829,

Antofagasta, Chile.

07:30 a 17:30 hrs.

Lunes a viernes

Lema

“SOY CONTIGO”

El lema para el curso 2019-2020 “Soy Contigo”, es una oportunidad de ser con uno mismo, una oportunidad de acercarnos más a los otros y, sobre todo, una oportunidad de acercarnos a Dios.
La imagen en su totalidad con los trazos difuminados se percibe que todo está conectado y unido al SER DE DIOS, que siendo Dios cuenta con nosotros, cuenta CONTIGO y ES CONTIGO. Refleja la invitación de Dios, nuestro Señor, a la integridad, a ser con uno mismo, con el otro, con la naturaleza y con el mismo Dios. Es la invitación a ser el para con el otro y con el Otro con mayúscula.
En la imagen difuminada podemos ver como 3 escenas formando un todo. La naturaleza, peces, el agua del río y el sol. Nos habla de vida, de fuerza, de conexión con toda la creación. El agua del río representa el origen de la vida. Durante los nueve meses de gestación nos encontramos “nadando”. Al final de este tiempo “se rompen las aguas”, nacemos del agua y aparecemos a la luz (dar a luz), el SOL.

El agua es uno de los 4 elementos de la Naturaleza, es necesaria para la vida. Lo mismo que el sol, es necesario para la fotosíntesis. La fuerza vital de la Naturaleza y del cuerpo humano depende de ella. Donde hay agua, hay vida. Cuando falta el agua aparece la muerte. Los procesos vitales van unido al elemento líquido de la Naturaleza, el agua.
Además, en el agua aparece la figura de Jesús en el evangelio de Juan nos dice que Él es el agua VIVA: “el que beba del agua que yo quiero darle, nunca volverá a tener sed. Porque el agua que yo quiero darle se convertirá en su interior en un manantial del que surge la vida eterna” (Jn 4,13-14).
La naturaleza es el reflejo de la dimensión transcendental de la Vida y nos lleva a ser consciente que somos participes de ella. Por lo tanto, el hombre llamado al cuidado de la creación. Debemos tener una mirada contemplativa para agradecer tanto don regalado y ser receptivo.
Los otros podemos constatar la importancia de vivir relaciones profundas con los otros que
nos ayuda a vivir esa invitación del “soy contigo”. Somos en la medida que soy con el otro, no podemos ir de solitario por la vida.
Dios-Jesús, es la imagen central de la imagen porque Dios es el centro de todo lo creado. Como creador nos hace una invitación “Soy Contigo”, Él confía en nosotros, a pesar de nuestras caídas y tropezones. Él quiere comenzar un nuevo camino con nosotros, que nace de la confianza y que va hacia el amor y la entrega. Que nosotros digamos a Dios “Contigo” abre para cada uno de nosotros un nuevo horizonte, lleno de esperanza. El abrazo con los jóvenes, Jesús representa que está con ellos, que es con ellos. El corazón de Dios nos hace una llamada a tener los mismos sentimientos de Jesús, a ser compasivos e irradiar luz.

 

 


Enlace vídeo.

Objetivos

  1. Aprender a vivir con profundidad la relación con uno mismo, con las personas,
    con la naturaleza y con Dios.
  2. Desarrollar la mirada contemplativa desde la apertura, la receptividad y la
    compasión.