Juan Glasinovic Nº 829, Antofagasta.

Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora.

Juan Glasinovic 829,

Antofagasta, Chile.

09:00 a 13:00 hrs.

+56 55 2231904

contacto@dpastora.cl

Juan Glasinovic 829,

Antofagasta, Chile.

07:30 a 17:30 hrs.

Lunes a viernes

Colegio Divina Pastora pone a disposición de la comunidad educativa moderna aula virtual

Queríamos compartir con ustedes una importante noticia: Desde esta semana, nuestro colegio cuenta con una plataforma web abierta a la comunidad educativa, AULA VIRTUAL, que formalizará los canales de atención a nuestros estudiantes y a ustedes como apoderados en cuanto a la entrega de material pedagógico y orientaciones educativas. En la página de nuestro colegio, se ubica el enlace de AULA VIRTUAL. Pero también pueden acceder directamente a través de www.dpastora.cl/aulavirtual

 En la plataforma encontrarán que en cada nivel hay una sección de cursos y dentro de esta un módulo para las asignaturas de Lenguaje, Matemática, Ciencias Naturales e Historia.

Al entrar, se encontrarán con una Presentación y los Textos del Ministerio de Educación y algunas secciones que corresponden a las Unidades de Aprendizajes propuestas por el Currículum Nacional más nuestra Unidad “0” de Recuperación.

Se diferencian dentro de dicha página, tres secciones: Recursos Pedagógicos, Actividades y Evaluación, en cada unidad.

La plataforma contiene en cada nivel guías de trabajo, materiales pedagógicos, archivos, textos literarios y un sinnúmero de recursos con la finalidad de que nuestros estudiantes puedan realizar algunas actividades académicas en sus hogares. Esta plataforma comenzará a subir los materiales, antes mencionados, a partir del día miércoles 25 de marzo y así sucesivamente se irá alimentando con el trabajo del área docente y psicosocial.

De alguna manera, es una tecnología que ampliará las fronteras de la sala de clases, pero que seguramente se quedará para el futuro, pues cada día existe una mayor tendencia y necesidad de alfabetización, en este ámbito. Por ello, para todos nosotros -y lo sabemos- constituye un desafío y punto de partida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *